El mejor en
productos para mascotas
desde 1955

Ya en la cultura egipcia, cuyos inicios históricos se sitúan ya hace cerca de cinco mil años, los felinos gozaron de una gran estima que llegaba a la veneración. Tan así era que quien mataba a un gato, aun por accidente, era condenado a muerte. Además, cuando uno de ellos moría (a pesar de sus siete vidas), la familia vivía una gran desgracia, vestía de luto, hacía embalsamar al felino y lo colocaba en un sarcófago. Prueba de esto es que en diferentes hallazgos arqueológicos se han encontrado gatos momificados.

Los gatos, como animales de compañía, se han adaptado a vivir con nosotros. Pertenecen a un grupo social e interactúan con la familia humana para sobrevivir. El gato es un animal inteligente y posee una percepción muy aguda del mundo que lo rodea.